Las comunidades musulmanas en la región de la OSCE son víctimas de una retórica que a menudo las asocia con el terrorismo y el extremismo o se presentan como una amenaza a la identidad nacional. Se retrata a los musulmanes como un grupo monolítico, cuya religión y cultura son incompatibles con los conceptos de derechos humanos y democracia. Esta intolerancia, pasada por alto, puede generar un clima que ampare los delitos de odio contra los musulmanes, lo que supone un intento de aislarlos de la sociedad. Solamente con una respuesta de todos los actores de la sociedad se podrá luchar eficazmente contra la discriminación, la intolerancia y los delitos de odio contra las personas musulmanas.

Acceso al PDF de la guía.

Fuente: Oficina para las Instituciones Democráticas y los Derechos Humanos (ODIHR) de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE). La traducción de este folleto fue amablemente proporcionada por AMDH – Asociación Musulmana por los Derechos Humanos.