#MuslimGirlWoke

No endulcemos las cosas. El privilegio está ahí fuera y apesta.

Apesta si no se tiene, porque se te niegan sistemáticamente las ventajas y oportunidades que tienen las personas con privilegios. Y como resultado, tienes problemas que las personas con ese privilegio nunca tendrían y, lo más frustrante, a menudo ni siquiera tendrán la experiencia para entenderlo.

Por supuesto, si eres un ser humano decente con sentimientos reales, el privilegio también apesta para ti, porque te hace sentir culpable. ¿Sabes lo que digo a eso? Yo digo, ¿en serio?¡Qué triste y difícil debe ser enfrentar esa carga de culpa! No quiero ser mala ni nada, pero la verdad es que lo peor que enfrentan los privilegiados es la sensación de «sentirse culpable».

Eso no quiere decir que el privilegio sea un concepto sencillo. Definitivamente no lo es. Los planos de privilegio son vastos y complejos, pero el primer paso para desentrañarlo es comprenderlo. Considera esto como un curso intensivo de nivel superficial de los matices del privilegio.

“Me gusta recordarme a mí misma que tengo el deber tácito de priorizar a aquellos que no tienen los privilegios que yo tengo”.

@pegahsmiley

Por ejemplo, tengo algunos privilegios que me facilitan las cosas, como la seguridad física o el acceso a una educación, pero también soy muy consciente de que, en otras áreas, estoy lamentablemente desfavorecida. Cada vez que me encuentro triste o frustrada, me recuerdo a mí misma: «Me siento deprimida mientras hay gente que vive en el fondo del pozo» y que no tengo derecho a victimizarme, porque aun así soy una completa privilegiada. Por otro lado, incluso cuando me siento completamente en la cima del mundo, me gusta recordarme a mí misma que tengo el deber tácito de priorizar y ayudar a aquellos que no tienen los privilegios que yo tengo. Me recuerdo a mí misma que necesito ayudar y crear conciencia sobre la vida de las personas sin los privilegios de los que disfruto a diario.

“Cada privilegio tiene un nivel diferente de impacto e importancia para cambiar vidas”.

@pegahsmiley

Hay tantos tipos diferentes de privilegios: privilegio económico, privilegio de piel blanca / clara, el privilegio que acompaña a tu país de origen o al pasaporte, privilegio familiar, funcional, etc. Por poner un ejemplo que a menudo pasamos por alto: si tienes los medios para ganarte la vida o subirte a un avión, eso es posible gracias a una forma de privilegio. Sin embargo, cada privilegio tiene un nivel diferente de impacto e importancia para cambiar vidas.

Por ejemplo, el privilegio de crecer y aprender dos idiomas es genial y puede ayudarte en la escuela secundaria, pero eso también es posible para muchas otras personas. Por otro lado, si no naces en lo que se considera un país «desarrollado», o si eres de piel oscura, lo más probable es que tengas que soportar MUCHOS más obstáculos que cualquier otra persona, ya sea a manos de la policía, o un presidente fanático que quiere asegurarse de que la población dominante del país que gobierna siga siendo blanca.

La mayoría de nosotros tenemos al menos uno o dos privilegios, y un número reducido de personas tiene todos los privilegios. Dato curioso: esas mismas personas con todos los privilegios manejan el mundo y hacen que todo, desde las leyes hasta los impuestos, vaya en su beneficio. ¿Quizás es hora de que les importen un comino los demás?

¿Por qué? ¿Cómo es esto? Mira a tu alrededor. Mira el mundo en que vivimos. ¿Por qué tenemos cambio climático? ¿Por qué las personas se ven obligadas a abandonar sus hogares? ¿Por qué tenemos, os lo juro, campos de concentración reales? ¿Por qué las mujeres todavía protestan por sus derechos? ¿Por qué tantas personas sufren de enfermedades mentales? ¿Por qué todavía tenemos guerras?

Dejando todo esto a un lado, todos podemos cambiarlo. Cada pequeño acto es importante, ya sea hablando cuando somos testigos de la injusticia, o a través de nuestro poder adquisitivo o incluso a través de nuestros votos. Porque sí, aquellos en el poder realmente no parecen estar ayudando a quienes más lo necesitan. Pero, ¿quién les está dando su poder?

Publicado por @pegahsmiley en #MuslimGirl en agosto de 2019. Imagen principal cortesía de Pixabay.

Traducido por Ángela Souto para @musulmanaDDHH.