Por Dr. Husain Lateef y Dr. Osman Umarji.

Introducción

Los primeros musulmanes en América fueron negros. Traídos de la costa occidental y central de África, los musulmanes negros esclavizados representan más de un tercio de los antepasados ​​de los afroamericanos. [i] Hoy en día, los musulmanes negros todavía representan el grupo racial más grande de musulmanes en Estados Unidos, constituyendo más de una quinta parte de todos los musulmanes estadounidenses. [ii] Sin embargo, la ideología racial, que ha desempeñado un papel sustancial en el panorama sociocultural y político estadounidense, ha perjudicado continuamente a las comunidades e individuos afroamericanos de formas que no experimentan otras poblaciones de minorías étnicas. [iii] El legado perdurable de la opresión racial que enfrentan los afroamericanos se ha traducido en una preocupación inevitable por la identidad racial de esta población. Los afroamericanos, incluidos los musulmanes, están racializados, les guste o no. [iv] A medida que continúa la opresión sistemática de los negros en Estados Unidos, y que las personas de conciencia continúan arrojando luz sobre los innumerables actos de injusticia que enfrentan, comprender lo que significa ser negro y musulmán es de suma importancia para la comunidad musulmana estadounidense en su conjunto. [v] Este estudio es una investigación empírica sobre la identidad y el bienestar de los musulmanes negros en Estados Unidos.

Las vidas de los musulmanes negros importan

Los musulmanes negros han sido parte integral del legado islámico. Desde la época del Profeta ﷺ hasta hoy, los musulmanes negros han desempeñado un papel importante en la ummah. En vista de que en la época del Profeta ﷺ había racismo, él colocó con frecuencia a los musulmanes negros en cargos importantes debido a sus virtudes y también para empoderarlos sistemáticamente. Nombró a Bilāl ibn Rabāḥ como almuecín de al mezquita de Medina, a Usāmah ibn Zayd como comandante de un ejército cuando aún era adolescente y proclamó que Umm Ayman (Barakah bint Thaʿlabah) era como una madre para él después de su madre biológica. Su amor por los compañeros negros era especial, ya que su hijo adoptivo y su segunda madre eran ambos negros. Ellos dieron a luz a Usāmah ibn Zayd, a quien se conocía como «el amado, hijo del amado», debido al amor del Profeta por ellos. Se dijo ningún nacimiento de un niño fue tan feliz para la comunidad como el nacimiento de Usāmah. El entorno creado por el Profeta ﷺ permitió a los jóvenes musulmanes negros tener numerosos modelos que seguir con los que podrían identificarse y muchos «posibles yoes» que podrían aspirar a emular. [vi] Un niño podría soñar con ser el próximo Bilāl, Zayd o ʿUbādah, y una niña podría soñar con ser como UmmAyman. Su negrura no fue un impedimento para el éxito. El clima racial que creó el Profeta ﷺ permitió el desarrollo de una identidad saludable, donde un compañero podría estar orgulloso de ser negro y presenciar a los negros siendo honrados en la sociedad. La identidad negra y musulmana podría mezclarse en armonía, al poder apreciar cada uno su origen racial y su fe. Aunque el racismo todavía existía, como lo atestigua el infame incidente entre Bilāl y AbūDharr, se había reducido sustancialmente. [vii] Las siguientes generaciones vieron el surgimiento de muchos eruditos y líderes negros en todo el imperio islámico. [viii]

En la historia musulmana estadounidense reciente, las personalidades más respetadas e influyentes incluyen a Malcolm X y a Muhammad Ali (que Allah tenga piedad de sus benditas almas). Son modelos a seguir para todos, especialmente para los negros y musulmanes en Estados Unidos. Defendieron la importancia de tener una fuerte identidad negra y musulmana. Malcolm X dijo:

“Una de las cosas que hizo crecer el movimiento musulmán negro fue su énfasis en las cosas africanas. Este fue el secreto del crecimiento del movimiento musulmán negro. Sangre africana, origen africano, cultura africana, lazos africanos. Y te sorprendería saber que descubrimos que, en lo más profundo del subconsciente del hombre negro en este país, él es aún más africano que estadounidense”. [ix]

Malcolm X

De manera similar, Muhammad Ali proclamó con orgullo:

«Yo soy Estados Unidos. Soy la parte que no reconocerás. Pero acostúmbrate a mí: negro, confiado, fanfarrón; mi nombre, no el tuyo; mi religión, no la tuya; mis metas, las mías. Acostúmbrate a mí”.[x]

Muhammad Ali

Ambos gigantes ilustraron cómo la identidad negra y la identidad musulmana puede fusionarse de la manera más hermosa, incluso cuando se enfrentan a enormes obstáculos y a una discriminación flagrante de la sociedad racista en la que viven.

Identidad estadounidense musulmana negra

La identidad estadounidense musulmana negra es inseparable de la literatura existente sobre ser negro y estadounidense. W. E. B. Du Bois, en su obra maestra sociológica fundamental, TheSouls of Black Folk, destaca los desafíos psicológicos de ser negro y estadounidense. Escribe elocuentemente,

“Es una sensación peculiar, esta doble conciencia, esta sensación de mirarse siempre a sí mismo a través de los ojos de los demás, de medir el alma con la cinta de un mundo que mira con divertido desprecio y piedad. Uno siempre siente a su doble: un americano, un negro; dos almas, dos pensamientos, dos luchas no reconciliadas; dos ideales en guerra en un cuerpo oscuro, cuya tenaz fuerza por sí sola evita que se parta en dos”. [xi]

W. E. B. Du Bois

Para el estadounidense musulmán negro, puede existir una «triple conciencia», en la que uno puede sentir alguna vez su trinidad: un estadounidense, un negro, un musulmán. [xii] La identidad musulmana afroamericana es, por tanto, increíblemente compleja e incluye una dimensión racial y religiosa. [xiii] Se ha sugerido que los musulmanes afroamericanos han heredado una «triple herencia» que consiste en (1) occidentalización, (2) re-africanización y (3) re-islamización.[xiv]

La identidad racial se refiere al significado que la gente le da a la raza al definir su autoconcepto. El autoconcepto es la creencia de una persona sobre quiénes y qué son. La investigación sobre la identidad negra ha identificado múltiples dimensiones de la identidad racial, incluida la relevancia racial, la centralidad, la consideración privada y la consideración pública. [xv] En el Modelo Multidimensional de Identidad Racial (MMRI) se ha sintetizado numerosas teorías psicológicas de la identidad para capturar las complejidades de la identidad negra.

La prominencia racial se refiere a en qué medida la raza de una persona es parte relevante de su autoconcepto en un momento particular en el tiempo. Puede considerarse como un estado en el que la identidad racial de alguien se activa cuando se destaca. La centralidad racial se refiere a en qué medida alguien se define normativamente a sí misma con respecto a la raza; es una medida de si la raza es parte central del autoconcepto de un individuo. [xvi] La consideración racial se refiere al juicio afectivo y evaluativo de una persona sobre su raza y puede desglosarse aún más en consideración privada y consideración pública. La consideración privada se refiere a hasta qué punto siente una persona positiva o negativamente con respecto a su raza en general y como miembro de esa raza. La consideración privada es, por tanto, similar a la idea de pertenecer a la propia raza y tener orgullo racial. La consideración pública se refiere a hasta qué punto siente un individuo que otras personas ven su raza de manera positiva o negativa. La consideración del público puede ser especialmente importante, ya que Du Bois destacó «esta sensación de mirar siempre a uno mismo a través de los ojos de los demás».

Similar a la identidad racial, la identidad religiosa puede conceptualizarse por las dimensiones de prominencia, centralidad y consideración. Desde una perspectiva religiosa, el islam debe ocupar un lugar destacado en la vida de un creyente, ser fundamental para lo que es como persona y debe estar orgulloso de su fe. Esta dimensión del orgullo religioso se menciona en el versículo, “¿Y quién habla mejor que el que invita a Alá, hace buenas obras y dice: ‘De hecho, soy de los musulmanes’”. [xvii] Desafortunadamente, como la islamofobia ha ido en aumento, la consideración pública religiosa es también una preocupación fundamental para el bienestar de los musulmanes. Esto puede ser un desafío adicional para los musulmanes negros que también tienen que lidiar con la baja consideración del público racial.

Las teorías de la identidad postulan que la importancia de una identidad particular (por ejemplo, racial y religiosa) dentro del concepto de sí mismo de una persona debe ir acompañada de comportamientos asociados con esa identidad. [xviii] Se espera que la centralidad y la consideración racial y religiosa influyan en el funcionamiento y el comportamiento psicológicos. Por ejemplo, aquellos que creen que el islam es una parte central de su autoconcepto y que se enorgullecen de ser musulmanes probablemente se involucrarán en un comportamiento más religioso que aquellos que no consideran que el islam sea fundamental para su autoconcepto. En numerosos estudios se han investigado las relaciones entre identidad y discriminación y cómo se relacionan con la salud mental y la autoestima.

Seguir leyendo estudio en inglés.


[i] Sylviane A. Diouf, Servants of Allah: African Muslims Enslaved in the Americas (New York: NYU Press, 2013).

[ii] Basheer Mohamed y Jeff Diamant, “Black Muslims Account for a Fifth of All U.S. Muslims, and About Half Are Converts to Islam,”, Pew Research Center, 17 de enero de 2019.

https://www.pewresearch.org/fact-tank/2019/01/17/black-muslims-account-for-a-fifth-of-all-u-s-muslims-and-about-half-are-converts-to-islam/.

[iii] Kevin Cokley, Brittany Hall-Clark, and Dana Hicks, “Ethnic Minority-Majority Status and Mental Health: The Mediating Role of Perceived Discrimination,” Journal of Mental Health Counseling 33, no. 3 (2011): 243–63.

[iv] Robert M. Sellers, Mia A. Smith, J. Nicole Shelton, Stephanie A. J. Rowley, and Tabbye M. Chavous, “Multidimensional Model of Racial Identity: A Reconceptualization of African American Racial Identity,” Personality and Social Psychology Review 2, no. 1 (1998): 18–39.

[v] For a broad overview of the subject, see Sherman A. Jackson, Islam and the Blackamerican: Looking Toward the Third Resurrection (Oxford: Oxford University Press, 2005).

[vi] Hazel Markus and Paula Nurius, “Possible Selves,” American Psychologist 41, no. 9 (1986): 954.

[vii] Un poderoso ejemplo del cambio en las creencias se dio cuando los compañeros viajaron a Egipto y el gobernante de Egipto se burló de ellos por estar dirigidos por ʿUbādah ibn Ṣāmit, un compañero negro. Respondieron a sus comentarios racistas diciendo: “Aunque es negro, como pueden ver, es el mejor en estatus entre nosotros… La negrura no es algo malo entre nosotros «. Los detalles del encuentro se pueden encontrar aquí: Omar Suleiman, “Cuando un Sahaba conoció a un rey racista | Virtual Khutbah ”, YouTube, 5 de junio de 2020, https://www.youtube.com/watch?v=hiWMVOjkoLk.

[viii] Este tema está más allá del alcance de este documento. Está bien documentado que muchos de los centros de aprendizaje del imperio islámico fueron dirigidos por esclavos de color liberados. Por ejemplo, ʿAtāʾ ibn Abī Rabāḥ, un erudito negro, fue el líder intelectual de La Meca.

[ix] Citado en William Safire, ed., Lend Me Your Ears: Great Speeches in History (New York: W. W. Norton and Company, 1997).

[x] Charles C. Haynes, “‘ I Am America ’”, Freedom Forum Institute, 8 de junio de 2016, ,https://www.freedomforuminstitute.org/2016/06/08/i-am-america/.

[xi] William Edward Burghardt Du Bois, The Souls of Black Folk (London: Oxford University Press, 2008).

[xii] Many scholars since the civil rights era have theorized that oppression is intersectional. Race, class, gender, religion, and other aspects of identity may overlap in discrimination.

[xiii] Nisa Muhammad, “Black and Muslim: How Chaplains Can Empower Marginalized Students,” Yaqeen, February 22, 2020.

https://yaqeeninstitute.org/nisa-muhammad/black-and-muslim-how-chaplains-can-empower-marginalized-students/.

[xiv] Yusuf Nuruddin, “African-American Muslims and the Question of Identity: Between Traditional Islam, African Heritage, and the American Way,” in Muslims on the Americanization Path, ed. Yvonne Yazbeck Haddad and John L. Esposito (Oxford: Oxford University Press, 2000), 215–62.

[xv] Sellers et al., “Multidimensional Model of Racial Identity,” 18–39.

[xvi] Sellers et al., 18–39.

[xvii] Qur’an 41:33.

[xviii] Sheldon Stryker and Peter J. Burke, “The Past, Present, and Future of an Identity Theory,” Social Psychology Quarterly 63, no. 4 (2000): 284–97; Osman Umarji, “Will My Children Be Muslim? The Development of Religious Identity in Young People,” Yaqeen, January 16, 2020, https://yaqeeninstitute.org/osman-umarji/will-my-children-be-muslim-the-development-of-religious-identity-in-young-people/#ftnt12.

Artículo publicado por Dr. Husain Lateef y Dr. Osman Umarji el 6 de agosto de 2020 en Yaqeen Institute for Islamic Research.

Traducido por Arés Perceval.

Fuente de la imagen principal: Charlotte Gomez / BuzzFeed.